Cinco nuevas tendencias de consumo en plataformas digitales

Uncategorized

La pandemia ha generado, hasta el momento, dos cambios irrefutables en las sociedades: los nuevos hábitos de consumo y una profundización o aumento de la virtualidad y del uso de plataformas digitales.

No es secreto que gracias a la tecnología muchos empresarios pudieron mantener activos sus negocios y seguir vendiendo a pesar de los confinamientos obligatorios por cuenta del virus Covid_19. Algunos no estaban preparados digitalmente y el primer paso fue crear o fortalecer sus canales electrónicos.

En tiempos de coronavirus, las prioridades para los consumidores (y también para los productores) cambiaron. Indagamos sobre cuáles son las tendencias de consumo en plataformas digitales en el escenario actual e identificamos cinco. Se las explicamos a continuación.

  1. Primero la salud

Como era de esperarse, tras la declaratoria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a mediados de marzo de la pandemia del coronavirus aumentó la demanda por  productos de bioseguridad como tapabocas y caretas; de medicamentos de venta libre y de limpieza como geles antibacteriales, alcohol y jabones. Desde ese momento, el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y el uso de tapabocas se convirtieron en las principales armas para prevenir el contagio del virus. En este sentido, las búsquedas en Internet de información relacionada con el correcto lavado de manos, por ejemplo, y el tapabocas se incrementaron (ver gráfico). De igual forma, como respuesta al nuevo entorno local y mundial, muchas empresas adaptaron sus negocios para poder satisfacer esta nueva demanda.


Fuente: Google Trends.

  1. Comercio electrónico al alza

La nueva forma de trabajar, estudiar y vivir dentro de los hogares impulsó el comercio electrónico. Con la presencia física restringida y la posibilidad de que se mantengan los aislamientos preventivos hasta que esté disponible una vacuna, estas plataformas viven su cuarto de hora y están aprovechando la oportunidad para crecer. La permanencia en casa introdujo nuevos hábitos de alimentación y también la necesidad de escritorios, computadores, celulares, juegos de mesa, entre otros. Según reseña un artículo de la Agencia EFE, solo la plataforma Mercado Libre registró, entre el 24 de febrero y el 3 de mayo, un crecimiento de órdenes de compra de más de 100% “respecto al mismo periodo del año pasado en Chile, Colombia y México, mientras que en Argentina y Brasil aumentaron un 52 y 39 %, respectivamente”.

  1. Reconstruir confianza

Las sensaciones de incertidumbre, preocupación y miedo se expandieron al tiempo que lo hizo el virus. El Índice de Confianza del Consumidor, medido por Fedesarrollo, continúa en terreno negativo, pero viene recuperándose lentamente: en junio el indicador se situó en -33,1% y en mayo fue de -34,0%. Ante este panorama, las plataformas digitales son fundamentales para que las empresas mantengan el contacto con sus audiencias e informen sobre cómo están gestionando los protocolos de bioseguridad para la fabricación y distribución de sus mercancías, por ejemplo.

  1. Apoyo a productos 100% colombianos

La crisis económica y su impacto en el tejido empresarial colombiano, en los pequeños y medianos negocios, ha despertado la solidaridad de los consumidores y existe un llamado generalizado tanto de la sociedad civil como del sector privado por comprar los productos elaborados en Colombia.

  1. Las redes sociales como canales de venta

A través de las plataformas digitales, consumidores y productores están más cerca. Los bienes y servicios se están buscando cada vez más en las redes sociales. Facebook, Instagram y WhatsApp se han convertido en un fuerte competidor de los canales tradicionales de venta por su cercanía con los consumidores, lo que representa una amenaza real para el comercio electrónico en el mediano plazo.

Mónica Pardo
Mónica Pardo

Periodista de economía y negocios con amplia experiencia en medios de comunicación y organizaciones públicas y privadas. Trabajó en el diario La República y fue editora web de la revista Dinero. Actualmente es colaboradora del Grupo Semana.